Garnacha (50%) y Petit Verdot (50%).

La Garnacha es la variedad tradicional de la zona y viene siendo utilizada para obtener vinos rosados de calidad. Al añadir Petit Verdot, hemos buscado un uso alternativo a esta variedad que se ha adaptado muy bien a nuestras condiciones. El resultado es un vino redondo de color sugestivo y potente aroma.

  Pálido color salmón, brillante y cristalino. En nariz nos muestra una gama de aromas que lo hacen original, atractivo y agradable. En boca se puede notar una ligera aguja con sabores a frutos rojos. La juventud del vino se muestra en la frescura natural.

Pálido color salmón, brillante y cristalino. En nariz nos muestra una gama de aromas que lo hacen original, atractivo y agradable. En boca se puede notar una ligera aguja con sabores a frutos rojos. La juventud del vino se muestra en la frescura natural.